Terapia Microbiológica

Consiste en el uso de microorganismos benéficos, haciendo uso de probióticos y bacterias simbióticas adaptadas para el tratamiento de enfermedades de origen microbiológico.