Terapia de Estimulación Vascular

Estimulación de las paredes internas de los vasos sanguíneos, aumentando la disponibilidad de óxido nítrico (NO) en sangre, mejorando con esto la microvasculatura, la vasodilatación, el drenaje linfático, la neurotransmisión y los intercambios a nivel celular. Esto permite una mejor oxigenación de la sangre y una mejoría en las conexiones neuronales, así como la eliminación de productos de desecho, influyendo a su vez en la capacidad cognitiva. Esto se realiza por medio de la compresión de las extremidades inferiores y el abdomen, sincronizada en tiempo real con el ritmo cardiaco.